Club de lectura Baobab: un inicio prometedor

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

Cuatro meses. Exactamente cuatro meses y cinco días. Este ha sido el tiempo transcurrido desde el inicio del club de lectura de narrativas africanas hasta su «descanso por vacaciones». Y en este final de la primera etapa conviene hacer balance. La trayectoria puede parecer un tanto breve, pero ha sido intensa y muy provechosa. El resultado final resulta muy positivo, no solo por los logros obtenidos con el club, sino por todas las actividades que se han generado alrededor de él y que han contribuido a difundir y dar visibilidad a las culturas africanas.

Baobab nació con la intención de dar a conocer las letras africanas, unas literaturas prácticamente ignoradas por el público en general. Durante este primer tramo del periplo por África se leyeron los siguientes títulos: Todo se desmorona, del nigeriano Chinua Achebe, Las que aguardan, de la senegalesa Fatou Diome, Tras la celosía, del premio Nobel egipcio Naguib Mahfouz, Mayombe, del angoleño Pepetela y dos relatos cortos, El entierro de mi tío y En nombre del partido del partido, del marfileño Venance Konan. Estas lecturas permitieron acceder y profundizar en tradiciones, comidas, paisajes, lenguas, historia, religiones, músicas y otros aspectos de los cinco países de origen de los autores.

Gracias a los escritores africanos, los asistentes han tenido la oportunidad de mudar de piel y descubrir cómo se ha vivido y se vive del otro lado del Estrecho. Han conocido el sufrimiento y la soledad de las madres y mujeres senegalesas cuyos hijos y maridos emigran, han asistido a la llegada a finales del siglo XIX de los colonos británicos a una aldea igbo, han compartido las reflexiones y vivencias de los guerrilleros angoleños en la selva del Mayombe, han habitado en el popular barrio Khan al-Khalili de El Cairo, han sido partícipes de un divertidísimo y rocambolesco entierro, y se han escandalizado y reído con los entresijos de la política marfileña. Las lecturas se complementaron con explicaciones sobre los principales temas abordados, el autor de la obra y su país de origen. La suma de todo ello permitió a los participantes acercarse a unas sociedades casi desconocidas para ellos.

Participar en un club de lectura es tremendamente enriquecedor porque permite el intercambio de opiniones, posibilita ahondar en temas sensibles o importantes y da pie al diálogo y a la reflexión. Lo cierto es que después de tan solo cuatro meses, los miembros de Baobab tienen una mirada sobre África bien distinta, son conscientes de la diversidad de un continente enorme repleto de matices.

Pero la labor del club no se ha limitado a la mera lectura: Las que aguardan dio lugar a un encuentro culinario en el que se prepararon y degustaron algunos sabrosísimos platos senegaleses mencionados en la obra.

Club de lectura Baobab

Como cierre a la primera temporada de Baobab, que coincidió con el Día de África, la Biblioteca Pública del Estado en Albacete quiso sumarse a la celebración y durante la Semana de África, además de decorar sus instalaciones con motivos africanos, destacó todos los fondos de música, libros, cuentos infantiles, películas y documentales relacionados con el continente. Entre las actividades organizadas se invitó a Sonia Fernández, creadora de Literáfrica, a dar una conferencia y se programó un taller de danza africana para niños.

Sorprende ver la repercusión y los resultados que se han obtenido en tan corto espacio de tiempo. Quizá lo más gratificante sea el hecho de que las obras leídas en Baobab ya circulan por otros clubes de lectura multiplicándose así el número de lectores que se acercan al continente africano a través de sus escritores. Es esperanzador. El club de lectura Baobab retomará su andadura en otoño en su afán de sacar a la luz la otra cara de África: la de un continente repleto de creatividad, singularidades, alegría y diversidad. Todavía queda un largo camino por recorrer…

 

(*) Alejandra Guarinos Viñals es la traductora al español de la obra de Venance Konan y de la novela Amanecía, de la escritora marfileña Fatou Keïta. Desde 2016 coordina el club de lectura de literatura africana Baobab que durante estos meses se ha reunido en la Biblioteca Pública del Estado en Albacete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s