Afrofuturo(s), una banda sonora

Quienes nos seguís en Twitter sabéis que nos gusta empezar cada mañana con músicas africanas. Durante mucho tiempo, nuestras semanas tuiteras han arrancado con la selección de Chema Caballero (@61chema) en la serie «Compromiso y música» del blog África no es un país, que ahora ha mutado en #SwingingAfrica. Los compañeros de Wiriko y afribuku también nos ayudan en esas primeras horas y sus ritmos hacen la(s) dosis de café mucho más efectiva(s). Además, en este curso 2016-2017 se ha sumado a nuestra sinfonía habitual AfroClub (@afroclubradio), el programa especializado en música africana de Radio Gladys Palmera (@GladysPalmera) dirigido por Jesús Herranz.

Como a Literáfricas, nos gustan los libros con banda sonora. En septiembre de 2015 (sí, hace ya casi dos años…) publicamos De Abiyán a Túnez y nos regalamos un viaje musical recorriendo las melodías que mecen la obra de Mariama Ndoye. Nuestro último lanzamiento, Afrofuturo(s), también es un libro con banda sonora y queremos despedirnos hasta septiembre con esta selección musical basada en dos relatos de nuestra antología afrofuturista. Sigue leyendo

Anuncios

La SAPE

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

Durante la lectura en el club Baobab del libro Mañana cumpliré 20 años de Alain Mabanckou salió a relucir uno de los temas recurrentes en las obras de este autor: la SAPE, abreviatura francesa de Sociedad de Animadores y Personas Elegantes. Se trata de un movimiento que ha recobrado brío gracias a las últimas apariciones en los medios de comunicación de este escritor congoleño haciendo gala del sello inconfundible de todo sapeur: la elegancia en el vestir. A los seguidores de la SAPE se les llama dandis congoleños, lo cual tiene mérito teniendo en cuenta dónde surgió esta tendencia.

Sigue leyendo

El «griot»

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

La oralidad fue una característica esencial de la cultura africana durante siglos. Intrínsecamente ligada a esta singularidad existió en África Occidental una casta cuyos miembros tenían como misión ser los depositarios del bagaje cultural de sus pueblos y transmitir de generación en generación su sabiduría e historia. Gracias a los griots han llegado hasta nuestros días las grandes hazañas de las dinastías africanas, las gestas de sus pueblos y sus tradiciones ancestrales. Sigue leyendo

De Abiyán a Túnez: un viaje literario y musical

Durante muchos meses hemos trabajado la traducción y corrección del libro con el que, el pasado 27 de septiembre, celebrábamos nuestro segundo cumpleaños: De Abiyán a Túnez, de Mariama Ndoye. En esta ocasión hemos saltado de la ficción a las memorias: una historia de vida en la que se entremezclan recuerdos personales y reflexiones sobre la sociedad africana. Un periplo cargado de referencias culturales y musicales de Senegal, Costa de Marfil y Túnez.

Quienes nos seguís en Twitter sabréis que somos admiradores de Chema Caballero (@61chema) y de la serie «Compromiso y música» que publica en el blog África no es un país, de El País. Una selección de músicas africanas que nos ayuda a comenzar (casi) cada semana con buen pie y mucho ritmo.

Revisábamos la traducción y escuchábamos la selección semanal de Chema Caballero; corregíamos y escuchábamos a los artistas cuyos nombres desfilaban por el libro. La conexión musical resultó inevitable. Y así, ha llegado nuestro pequeño homenaje al «Compromiso y música»: que se entienda como tal, reconocimiento a la labor que durante muchos años ha llevado a cabo Chema Caballero en África y a la difusión de las músicas africanas en el blog África no es un país. Sigue leyendo

De la descolonización de las mentes a la apropiación de los derechos de autor

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Europa vive la consolidación del capitalismo como sistema económico. Tras la aparición de nuevas técnicas de producción y nuevas industrias durante la Segunda Revolución Industrial, Europa necesita expandirse hacia nuevos territorios que le proporcionarán materias primas y mercados. Comienza entonces una carrera por el dominio de África, que tiene su máxima expresión en el reparto de los territorios africanos que se lleva a cabo en la Conferencia de Berlín (1884-1885).

Con la excusa de mejorar la vida de los africanos, considerados seres inferiores, no civilizados y bárbaros, los colonizadores provocaron una total destrucción de la organización social, económica y cultural existentes, obligando a los africanos a asumir otras lenguas, otras culturas y otras religiones. Así pues, el colonialismo, lejos de limitarse a los espacios geográficos y a la explotación de las riquezas, supuso igualmente la colonización de las culturas y de las mentes. Sigue leyendo