El museo de África de Tervuren: la historia de Bélgica en África

El AfricaMuseum de Tervuren abarca más de 120 años de historia de Bélgica. Museo colonial desde 1898 hasta la independencia de la República Democrática del Congo en 1960, se reconvirtió entonces en museo de África Central y buscó una reorientación acorde a los tiempos. Pese a ello, la exposición mantuvo un regusto colonial hasta bien entrado el siglo XXI. La última renovación pretendía mostrar una visión contemporánea y descolonizada de África tras un ejercicio de museología inclusiva con la participación de la diáspora. Tras la reapertura en 2018, los responsables del museo consideran que la renovación material y mental se ha llevado a cabo. Sin embargo, según los representantes de la diáspora, la descolonización del museo no ha finalizado. ¿Ha sido capaz Bélgica de abordar su pasado de manera crítica? ¿O por el contrario estamos ante un ejercicio fallido de museología participativa?

En esta primera entrega, repasamos brevemente la historia colonial de Bélgica a través de la historia del museo.

Breve historia de Bélgica en África a través del AfricaMuseum

La historia del actual AfricaMuseum es un espejo de la historia de Bélgica en África y, como tal, está inevitablemente ligada a la controversia. Su origen se remonta a la Exposición Internacional de Bruselas de 1897, cuando Leopoldo II de Bélgica decidió trasladar al Palacio de las Colonias de Tervuren la sección colonial de la exposición. Las salas albergaban animales disecados, objetos etnográficos y artísticos congoleños y muestras geológicas; en los jardines se instaló una «aldea africana» en la que fueron expuestos, como atracción exótica, 267 congoleños que los belgas desplazaron forzosamente desde lo que entonces era el Estado Libre del Congo, propiedad privada de Leopoldo II. Muchos de estos africanos sufrieron graves enfermedades y siete de ellos murieron durante la exposición.

Congoleños en el estanque del parque de Tervuren en 1897. Fuente: Wikimedia Commons.

Sigue leyendo

Club de lectura Baobab: El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad

Terminamos temporada del club de lectura Baobab con una obra escrita por un autor no africano: El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.

El primer encuentro para charlar sobre el libro tendrá lugar el próximo miércoles 10 de mayo a las 18:30h en la Biblioteca Pública del Estado (BPE) en Albacete. El encuentro estará moderado por Alejandra Guarinos Viñals, nuestra admirada traductora de cabecera y autora de la serie «Traduciendo África(s)». Sigue leyendo

Club de lectura Baobab: Las tinieblas de tu memoria negra, Donato Ndongo

Las letras ecuatoguineanas llegan al club de lectura Baobab de la mano de Donato Ndongo, una voz fundamental y testimonio directo de la colonización española en Guinea Ecuatorial, tal y como refleja su novela Las tinieblas de tu memoria negra, elegida para el próximo encuentro del club.

Por primera vez desde el inicio del club, la obra que animará el debate no será una traducción, sino una novela escrita en español: sí, vivimos de espaldas a la realidad lingüística africana y olvidamos con frecuencia que el español también es lengua de creación literaria en Guinea Ecuatorial. Existen otras literaturas hispánicas, ignoradas sistemáticamente en España, como el autor nos recuerda en este artículo publicado en afribuku cuya lectura recomendamos.

Assata ediciones, una pequeña editorial independiente con la que compartimos pasión y oficio, ha recuperado la novelas esenciales de Donato Ndongo. Además del título elegido para el encuentro del club de lectura Baobab, en su catálogo encontramos El metro y Los poderes de la tempestad. Gracias al trabajo de Yolanda López Ferreiro, editora de Assata, el panorama de letras africanas en lengua española se completa, paso a paso.

Sigue leyendo

África(s) en Albacete: club de lectura Baobab

Año nuevo, vida nueva. Y como entre libros anda el juego, la vida nueva tiene forma de club de lectura de literatura africana y se llama Baobab. El próximo 20 de enero, a las 18.30 h, tendrá lugar el primer encuentro del club de lectura Baobab en la Biblioteca Pública del Estado (BPE) en Albacete.

 

Sigue leyendo

La «palabre»

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

Tal y como adelanté en mi último post, el término palabre utilizado en el África subsahariana procede etimológicamente del español, sin embargo su significado original evolucionó para terminar dando nombre a toda una institución. La palabre representa un modelo de justicia democrática, que funcionó en parte de ese continente desde tiempos inmemoriales, gracias al cual numerosas comunidades africanas han sabido organizarse y respetarse.

La palabre aludía a la institución que regía la vida comunitaria de un pueblo por medio de asambleas en las que se trataban temas que afectaban a sus habitantes. En ellas se planteaban asuntos tan dispares como bodas, producción de las cosechas o disputas con aldeas vecinas. Por lo general, para los problemas más conflictivos o relevantes se reunían los habitantes del pueblo (hombres y mujeres), el jefe, responsables políticos, asociaciones, sabios y jueces. Sigue leyendo

De la descolonización de las mentes a la apropiación de los derechos de autor

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Europa vive la consolidación del capitalismo como sistema económico. Tras la aparición de nuevas técnicas de producción y nuevas industrias durante la Segunda Revolución Industrial, Europa necesita expandirse hacia nuevos territorios que le proporcionarán materias primas y mercados. Comienza entonces una carrera por el dominio de África, que tiene su máxima expresión en el reparto de los territorios africanos que se lleva a cabo en la Conferencia de Berlín (1884-1885).

Con la excusa de mejorar la vida de los africanos, considerados seres inferiores, no civilizados y bárbaros, los colonizadores provocaron una total destrucción de la organización social, económica y cultural existentes, obligando a los africanos a asumir otras lenguas, otras culturas y otras religiones. Así pues, el colonialismo, lejos de limitarse a los espacios geográficos y a la explotación de las riquezas, supuso igualmente la colonización de las culturas y de las mentes. Sigue leyendo