El museo de África de Tervuren: ¿un nuevo museo descolonizado?

El AfricaMuseum de Tervuren abarca más de 120 años de historia de Bélgica. Museo colonial desde 1898 hasta la independencia de la República Democrática del Congo en 1960, se reconvirtió entonces en museo de África Central y buscó una reorientación acorde a los tiempos. Pese a ello, la exposición mantuvo un regusto colonial hasta bien entrado el siglo XXI. La última renovación pretendía mostrar una visión contemporánea y descolonizada de África tras un ejercicio de museología inclusiva con la participación de la diáspora. Tras la reapertura en 2018, los responsables del museo consideran que la renovación material y mental se ha llevado a cabo. Sin embargo, según los representantes de la diáspora, la descolonización del museo no ha finalizado. ¿Ha sido capaz Bélgica de abordar su pasado de manera crítica? ¿O por el contrario estamos ante un ejercicio fallido de museología participativa?

En la primera entrega, repasamos brevemente la historia colonial de Bélgica a través de la historia del museo. En la segunda, recordamos el museo antes de la renovación y tratamos el papel de la diáspora en la reorganización.

En esta tercera y última entrega, damos un paseo por el museo tras la reapertura en 2018 y buscamos (desesperadamente) el cambio de perspectiva.

Tras la renovación: el AfricaMuseum

El acceso al museo se realiza ahora a través del nuevo pabellón de recepción, que alberga las taquillas, una tienda, un restaurante, una zona de picnic para niños y vestuarios. Desde la planta -2 de este nuevo edificio se atraviesa una galería subterránea, de un blanco inmaculado, que alberga una pieza colosal de la colección: una piragua de 22,5 metros de largo y 3500 kg, en la que navegó Leopoldo III en 1957. Según los archivos del museo, «los habitantes de Ubundu habían fabricado la piragua por iniciativa propia [sic] para regalársela al antiguo rey».

En la pared de este largo pasillo puede leerse «Todo pasa, excepto el pasado». No es un proverbio africano, sino el título de un libro sobre el Apartheid sudafricano del especialista belga en ciencias sociales Luc Huyse. ¿Por qué esta elección si se trata de la renovación del museo de África Central y, por ende,  de revisitar la relación de Bélgica con el Congo?

Todo pasa, excepto el pasado. Fuente: Marina M. Mangado

Sigue leyendo

El museo de África de Tervuren: en busca de la «réorganisation»

El AfricaMuseum de Tervuren abarca más de 120 años de historia de Bélgica. Museo colonial desde 1898 hasta la independencia de la República Democrática del Congo en 1960, se reconvirtió entonces en museo de África Central y buscó una reorientación acorde a los tiempos. Pese a ello, la exposición mantuvo un regusto colonial hasta bien entrado el siglo XXI. La última renovación pretendía mostrar una visión contemporánea y descolonizada de África tras un ejercicio de museología inclusiva con la participación de la diáspora. Tras la reapertura en 2018, los responsables del museo consideran que la renovación material y mental se ha llevado a cabo. Sin embargo, según los representantes de la diáspora, la descolonización del museo no ha finalizado. ¿Ha sido capaz Bélgica de abordar su pasado de manera crítica? ¿O por el contrario estamos ante un ejercicio fallido de museología participativa?

En la primera entrega, repasamos brevemente la historia colonial de Bélgica a través de la historia del museo.

En esta segunda entrega, damos un paseo por el museo en 2013, unos días antes del cierre por renovación, y abordamos el papel de la diáspora en el proceso de renovación participativa.

Antes de la renovación: el Museo Real de África Central

Para el museo, el gran desafío de la renovación era exponer una visión contemporánea y descolonizada de África en un edificio que había sido concebido como museo colonial. La institución reconocía que la exposición permanente se había quedado anticuada y que la presentación carecía de espíritu crítico respecto a la época colonial. «Urgía una nueva escenografía», afirman los responsables en la web del museo.

Efectivamente, hasta el cierre en 2013, una buena parte de las salas eran propias de un museo de historia natural anticuado. Miles de animales disecados observaban a los visitantes desde las vitrinas y un enorme elefante, lleno de polvo y sin rastro de majestuosidad, presidía un espacio que parecía concebido por un amante de la taxidermia.

Escultura del hombre leopardo, alimentando el imaginario del continente salvaje. Fuente: Wikimedia Commons.

Sigue leyendo

El museo de África de Tervuren: la historia de Bélgica en África

El AfricaMuseum de Tervuren abarca más de 120 años de historia de Bélgica. Museo colonial desde 1898 hasta la independencia de la República Democrática del Congo en 1960, se reconvirtió entonces en museo de África Central y buscó una reorientación acorde a los tiempos. Pese a ello, la exposición mantuvo un regusto colonial hasta bien entrado el siglo XXI. La última renovación pretendía mostrar una visión contemporánea y descolonizada de África tras un ejercicio de museología inclusiva con la participación de la diáspora. Tras la reapertura en 2018, los responsables del museo consideran que la renovación material y mental se ha llevado a cabo. Sin embargo, según los representantes de la diáspora, la descolonización del museo no ha finalizado. ¿Ha sido capaz Bélgica de abordar su pasado de manera crítica? ¿O por el contrario estamos ante un ejercicio fallido de museología participativa?

En esta primera entrega, repasamos brevemente la historia colonial de Bélgica a través de la historia del museo.

Breve historia de Bélgica en África a través del AfricaMuseum

La historia del actual AfricaMuseum es un espejo de la historia de Bélgica en África y, como tal, está inevitablemente ligada a la controversia. Su origen se remonta a la Exposición Internacional de Bruselas de 1897, cuando Leopoldo II de Bélgica decidió trasladar al Palacio de las Colonias de Tervuren la sección colonial de la exposición. Las salas albergaban animales disecados, objetos etnográficos y artísticos congoleños y muestras geológicas; en los jardines se instaló una «aldea africana» en la que fueron expuestos, como atracción exótica, 267 congoleños que los belgas desplazaron forzosamente desde lo que entonces era el Estado Libre del Congo, propiedad privada de Leopoldo II. Muchos de estos africanos sufrieron graves enfermedades y siete de ellos murieron durante la exposición.

Congoleños en el estanque del parque de Tervuren en 1897. Fuente: Wikimedia Commons.

Sigue leyendo

Club de lectura Baobab: Las tinieblas de tu memoria negra, Donato Ndongo

Las letras ecuatoguineanas llegan al club de lectura Baobab de la mano de Donato Ndongo, una voz fundamental y testimonio directo de la colonización española en Guinea Ecuatorial, tal y como refleja su novela Las tinieblas de tu memoria negra, elegida para el próximo encuentro del club.

Por primera vez desde el inicio del club, la obra que animará el debate no será una traducción, sino una novela escrita en español: sí, vivimos de espaldas a la realidad lingüística africana y olvidamos con frecuencia que el español también es lengua de creación literaria en Guinea Ecuatorial. Existen otras literaturas hispánicas, ignoradas sistemáticamente en España, como el autor nos recuerda en este artículo publicado en afribuku cuya lectura recomendamos.

Assata ediciones, una pequeña editorial independiente con la que compartimos pasión y oficio, ha recuperado la novelas esenciales de Donato Ndongo. Además del título elegido para el encuentro del club de lectura Baobab, en su catálogo encontramos El metro y Los poderes de la tempestad. Gracias al trabajo de Yolanda López Ferreiro, editora de Assata, el panorama de letras africanas en lengua española se completa, paso a paso.

Sigue leyendo

Alain Mabanckou en estado puro

Autora invitada: Alejandra Guarinos Viñals (*)

Me ha cautivado. Lo reconozco. Me tenía atrapada como lectora, pero tras escuchar sus clases magistrales he caído rendida a sus pies. Me refiero a Alain Mabanckou, escritor de Congo Brazzaville y un referente en las literaturas africanas francófonas. La repercusión que su curso, impartido en el Collège de France (una de las más prestigiosas instituciones francesas), ha tenido en el país vecino es una clara demostración de que nos encontramos ante una figura que ha trascendido la mera esfera literaria.

Alain_Mabanckou_par_Claude_Truong-Ngoc_2013

Sigue leyendo

Club de lectura Baobab: Mayombe, Pepetela

Seguimos viajando por África de la mano del club de lectura Baobab: tras pasearnos por Nigeria, Senegal y Egipto, el próximo libro nos llevará a Angola de la mano de Pepetela y su obra Mayombe.

El primer encuentro alrededor de este libro tendrá lugar el próximo miércoles 27 de abril a las 18:30 h en la Biblioteca Pública del Estado (BPE) en Albacete. Como siempre, el encuentro estará moderado por Alejandra Guarinos Viñals, traductora de Venance Konan y Fatou Keïta, y colaboradora de 2709 books, a la que conocéis también por su serie «Traduciendo África(s)».

Mayombe fue escrita cada anochecer, durante un año, en la selva de Cabinda, donde el autor luchaba contra el colonialismo portugués. En el corazón de Mayombe, Pepetela narra las miserias y grandezas de la guerrilla mostrando sus valores y contradicciones. Señala los mecanismos que conducen a la sacralización del poder y pone al desnudo el racismo y el tribalismo que dificulta la unidad africana. También el amor aparece inevitablemente, condicionando el comportamiento del hombre más entregado. Sigue leyendo

De la descolonización de las mentes a la apropiación de los derechos de autor

Durante la segunda mitad del siglo XIX, Europa vive la consolidación del capitalismo como sistema económico. Tras la aparición de nuevas técnicas de producción y nuevas industrias durante la Segunda Revolución Industrial, Europa necesita expandirse hacia nuevos territorios que le proporcionarán materias primas y mercados. Comienza entonces una carrera por el dominio de África, que tiene su máxima expresión en el reparto de los territorios africanos que se lleva a cabo en la Conferencia de Berlín (1884-1885).

Con la excusa de mejorar la vida de los africanos, considerados seres inferiores, no civilizados y bárbaros, los colonizadores provocaron una total destrucción de la organización social, económica y cultural existentes, obligando a los africanos a asumir otras lenguas, otras culturas y otras religiones. Así pues, el colonialismo, lejos de limitarse a los espacios geográficos y a la explotación de las riquezas, supuso igualmente la colonización de las culturas y de las mentes. Sigue leyendo